«Tras sufrir la covid leve es recomendable pasar una revisión cardiológica» Entrevista al Dr. José Ángel Cabrera en La Razón.

En 10 preguntas

Dr. José Ángel Cabrera Director del Departamento de Cardiología del Hospital Universitario Quirónsalud de Madrid, Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo y Quirónsalud San José.

1. Han puesto en marcha la consulta multidisciplinar de covid de larga duración. ¿Por qué es importante acudir a ella?
La Covid-19 involucra múltiples órganos y, en algunos pacientes recuperados, empiezan a diagnosticarse secuelas con síntomas incluso de nueva aparición y que prolongan la enfermedad. En el proceso infeccioso iniciado por SARS-CoV-2, la persistencia de estos síntomas pueden ser expresión de secuelas que en muchos casos tratamos con éxito.

2-¿Qué secuelas cardiovasculares son más frecuentes?
El 15-20% de los pacientes hospitalizados tras superar la Covid-19 han mostrado afectación cardiovascular con disfunción-dilatación ventricular y derrame pericárdico. En pacientes, la mayoría asintomáticos y recuperados dos o tres meses después de la infección, hemos observado mediante resonancia magnética cardiaca la presencia de edema miocárdico residual o inflamación en un grupo significativo de pacientes seleccionados por alteraciones en el ecocardiograma. Estos hallazgos se explican en el contexto de respuesta inflamatoria sistémica por la infección. También se ha descrito la presencia de arritmias cardiacas, enfermedad tromboembólica arterial o venosa y alteraciones coronarias.

3. ¿Cuándo pueden aparecer?
La Covid persistente es una condición de salud posterior con antecedentes de infección probable o confirmadaporSARS-CoV-2,ymanifestaciones clínicas presentes al menos tres meses desde la infección. Los síntomas pueden ser de nueva aparición o persistir desde la enfermedad inicial y fluctuar en el tiempo. La disnea con dificultad respiratoria en reposo o durante el esfuerzo suele aparecer en el 20% de los casos y en torno al 15% la presencia de dolor torácico y palpitaciones. Son frecuentes las consultas de mujeres jóvenes por la presencia de taquicardia y en particular el síndrome de taquicardia ortostática postural o POTS en inglés. Otros síntomas como mareopostural o vértigo con sensación de desmayo suelen asociarse a una afectación multisistémica con fatiga, dolor de cabeza, dificultad para concentrarse, dolor muscular, náuseas, síntomas gastrointestinales o trastornos del sueño entre otros.

4-¿Cómo se identifica a los pacientesconsecuelasyalosafectados por covid persistente?
Los pacientes con secuelas postcovid suelen haber requerido un ingreso, con alteraciones en las pruebas cardio-respiratorias, precisando un abordaje diagnóstico y terapéutico diferenciado. Los afectados por covid persistente sufren una afectación multiorgánica más frecuente y que, tras la fase aguda de la enfermedad, permanecen con síntomas. Se caracterizan por presentar fatiga, dolor en el pecho, dificultad para respirar, palpitaciones o niebla mental, que son los síntomas más comunes de hasta más de 50 descritos.

5.¿Se logra la recuperación?
Es difícil predecir la duración de los síntomas. Sin embargo, un número significativodeafectadosmuestran una clara mejoría con el tiempo, en general varias semanas, llegando a una recuperación completa. Pero en otros pacientes persiste la sintomatología durante meses con ciertos grados de fluctuación de los mismos y respuestas variables a los tratamientos propuestos. Por lo tanto, no sabemos si estamos ante una posible cronificación de la enfermedad en algunos casos, por lo que clarificar los mecanismos fisiopatológicos será clave.

6,Trassuperarlacovid,sihasido leve, ¿uno debería ir a consulta o solo en los casos de personas mayores o con comorbilidades?
Quienes han superado la infección aguda con manifestaciones leves y se encuentran asintomáticos deberían seguir sus revisiones médicas habituales. Aunque en general los pacientes con antecedentes por enfermedad cardiovascular y una afectación leve de la infección por Covid-19 no tienen un mayor riesgo de complicaciones, es recomendable una revisión cardiológica tras la resolución de la enfermedad.

7. En un estudio publicado en «Nature Medicine», las personas que superan la infección tienen un mayor riesgo de padecer alteraciones cardiovasculares. ¿Qué pruebas hay que hacer para descartar o diagnosticar una cicatriz?
Quedan muchas cuestiones fisopatológicas y pronósticas por resolver, pero los hallazgos de este estudio ponen en evidencia la necesidad de unseguimientocardiovascularalos pacientes que han superado la Covid-19 y en particular los que precisaron ingreso hospitalario. La realización de estudios de imagen con ecografíaylaresonanciamagnética cardiacapermitendetectarlesiones en el miocardio y por lo tanto las zonas de necrosis o cicatriz por una posible afectación coronaria o inflamación por miocarditis.

Son frecuentes las consultas de mujeres jóvenes con taquicardia después de pasar la infección.

8. ¿Por qué es importante ir cuánto antes?
El diagnóstico precoz de secuelas post covid o la identificación de síntomas y signos compatibles con la presencia de covid persistente permite un abordaje y control de las mismas reduciendo el riesgo de complicaciones mayores.

9. ¿Cuántos pacientes han atendido y qué previsión tienen?
Varias unidades de nuestro hospital estamos involucradas en proyectos de investigación prospectivos que analizan la evolución y el pronóstico de las secuelas post covid y que afectan a diversos órganos. Cada vez hay más jóvenes con clínica compatible con covid persistente que acuden a nuestra unidad.

10. ¿Algún caso que le haya llamado más la atención?
El riesgo de trombosis aguda del stent coronario tras su implante disminuye con el tiempo. Pero pasadas unas semanas de la infección aguda por Covid-19 un paciente presentó un cuadro protombótico grave, con trombosis muy tardía simultánea de varios stents implantados en dos arterias coronarias. Ahora sabemos que existe una asociación importante entre la infección por SARS-CoV-2 y el riesgo de trombosis arterial y venosa.

Articulo originalmente publicado en la edición impresa de La Razón del Domingo 13 de marzo de 2022

https://www.larazon.es/salud/20220318/t6vzv7jjvncnhhuigxrzrr2ski.html

Menú