¿Cuándo puede reanudarse la actividad sexual después de haber tenido un problema de corazón?: Después de un infarto no complicado, y en ausencia de síntomas con la actividad física media-moderada, es razonable reiniciar la actividad sexual tras 1 ó 2 semanas. Tras la cirugía cardiaca, es razonable reiniciar la actividad sexual en 6 u 8 semanas, para que el esternón esté bien sellado. Pueden tomarse analgésicos previamente si hay molestias causadas por la cicatriz de la incisión. Tras la implantación de un desfibrilador (DAI) es seguro reanudar la actividad sexual si la actividad física moderada no causa síntomas. En el caso de que se produjera una descarga del desfibrilador durante la relación no dañará a su pareja; el riesgo de que se produzca una descarga se minimiza si se toma correctamente su medicación en los horarios indicados.  

Consejos para reiniciar la actividad sexual:

Al reiniciar la actividad sexual, en especial si su caso ha sido difícil de estabilizar (hipertensión arterial de difícil control, infarto complicado o ha tenido arritmias ventriculares), se sugiere empezar con actividades más suaves y de manera progresiva llegar a una actividad sexual completa, de manera que el incremento en los signos vitales (presión arterial, frecuencia cardiaca y respiratoria) sea más gradual y también para sentirnos más confiados. Un ambiente familiar, con una temperatura confortable y con la pareja habitual, causa un menor estrés al corazón. La posición que requiere menos esfuerzo durante la actividad sexual, es en la cual la persona esta tendida sobre su espalda, parcialmente reclinado o completamente acostada.  

¿Qué esfuerzo físico requiere una relación sexual?:

Durante la actividad sexual, se produce un incremento en la presión arterial y la frecuencia cardiaca y respiratoria, esto no debe ser señal de alarma. Se estima que la actividad sexual exige un gasto energético de unos 4 METS (esto se mide con la prueba de esfuerzo o ergometría, y se correspondería con subir 2 tramos de escaleras). Si en la prueba de esfuerzo se han alcanzado 6 METS, la aparición de síntomas durante la actividad sexual se considera extremadamente rara; en caso de haber alcanzado al menos 3 METS (sin aparición de dolor en el pecho o fatiga excesiva ni alteraciones en el electrocardiograma), el riesgo de aparición de síntomas durante la actividad sexual es muy bajo.  

¿Qué problemas sexuales pueden aparecer con más frecuencia después de un infarto o de una angina de pecho?:

Tanto hombres como mujeres, tras haber tenido un problema de corazón, pueden tener problemas sexuales: sequedad vaginal en las mujeres y disfunción eréctil (o impotencia) en el hombre. La disfunción eréctil es la incapacidad persistente de lograr mantener una erección suficiente que permita una relación sexual satisfactoria. La disfunción eréctil puede ser causada por la propia enfermedad que ha causado el problema cardiaco pero cuando aparece tras él, puede deberse a ansiedad o depresión o incluso a ciertos fármacos.  

¿Por qué pueden aparecer problemas sexuales tras haber tenido un problema en el corazón?:

En muchas ocasiones pueden estar ligados a problemas de ansiedad (miedo a que la actividad sexual desencadene de nuevo la enfermedad) o depresión, que son frecuentes después de un problema cardiaco. Algunos fármacos pueden afectar a la función sexual (por ejemplo los llamados “diuréticos tiazídicos”, o los llamados “betabloqueantes” excepto nevibolol), aunque esta relación no está claramente demostrada. En algunos casos, la disminución de la dosis o el cambio a otro fármaco con menos tasa de eventos adversos a nivel sexual pueden mejorar el problema, consulte a su médico. Otros fármacos como los llamados “IECA”, “ARAII”, o “antagonistas del calcio”, no parecen tener ningún efecto, o incluso ser beneficiosos.

¿Qué puedo hacer para mejorar los problemas sexuales?:

La práctica de ejercicio regular, no fumar, perder peso y mantener los niveles de azúcar bajo control, mejoran la función sexual. Le animamos a consultar su caso con su médico o durante el programa de rehabilitación cardiaca; en ocasiones se puede modificar su tratamiento o recomendar un tratamiento específico hacia su problema.  

¿Qué hacer si durante la relación sexual se encuentra mal?:

Si aparece dolor torácico (angina de pecho) durante la actividad sexual y no desaparece espontáneamente tras 15 minutos de reposo, o tras 5 minutos tras la toma de nitroglicerina (cafinitrina), acuda a urgencias. Si ha tomado, antes de actividad sexual, un fármaco de los llamados inhibidores de la fosfodiesterasa-5 (su “principio activo” puede ser sildenafilo, tadalafilo, vardenafilo o avanafilo) no deben usar nitroglicerina sino dirigirse a urgencias y advertir al médico que le atienda de este hecho, ya que contraindica el uso de fármacos del tipo nitratos. En caso de observar aparición de síntomas durante la actividad sexual (dolor torácico, ahogo, frecuencia cardiaca excesivamente rápida o irregular, extrema fatiga o insomnio posterior), debe comunicárselo a su cardiólogo habitual. Si experimenta habitualmente dolor torácico durante la actividad sexual, pueden tomar 1 comprimido de nitroglicerina (sublingual) o 1 aplicación de su spray de nitroglicerina (sublingual) justo antes de la actividad. Aquellos pacientes con oxigenoterapia, podrían también usar el oxígeno durante la actividad sexual.     Recuerde que puede usar nitroglicerina sublingual en caso de aparecer dolor durante la actividad sexual, siempre que no haya tomado un fármaco inhibidor de la fosfodiesterasa-5.   [embed]http://cardioquiron.com/rehabilitacion-del-corazon/consejos-autocuidado/consejos-actividad-sexual/[/embed] [embed]http://cardioquiron.com/rehabilitacion-del-corazon/consejos-autocuidado/cuestionario-disfuncion-erectil/[/embed] [embed]http://cardioquiron.com/rehabilitacion-del-corazon/consejos-autocuidado/utilizacion-nitroglicerina/[/embed]   ]]>

Menú