Inactividad física


Las personas inactivas tienen un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón que las personas que hacen ejercicio regular. El ejercicio quema calorías, ayuda a controlar los niveles de colesterol y la diabetes, y posiblemente disminuya la presión arterial. El ejercicio también fortalece el músculo cardíaco y hace más flexibles las arterias. Las personas que queman activamente entre 500 y 3.500 calorías por semana, ya sea en el trabajo o haciendo ejercicio, tienen una expectativa de vida superior a la de las personas sedentarias. Incluso el ejercicio de intensidad moderada es beneficioso si se hace con regularidad.

Inicio de la actividad física:

El ejercicio puede beneficiar al organismo de diferentes maneras. Aparte de contribuir al mantenimiento de un peso corporal sano, el ejercicio aumenta la movilidad, protege contra la pérdida de masa ósea, reduce los niveles de estrés y aumenta la autoestima. Y los estudios han demostrado que las personas que hacen ejercicio tienen menos probabilidades de padecer enfermedades del corazón, presión arterial alta y niveles elevados de colesterol. Las personas de cualquier edad y nivel de condicionamiento físico pueden beneficiarse realizando algún tipo de ejercicio físico, ya sean carreras, caminatas, baile de salón, ejercicios aeróbicos acuáticos, jardinería o cualquier otra actividad física.

Antes de indicar un programa de ejercicio usted debe de comunicar a su médico de atención primaria o a su cardiólogo la presencia de cualquiera de los siguientes condicionantes:

  1. Toma un medicamento recetado.
  2. Ha tenido alguna vez algún tipo de problema cardiovascular, especialmente un ataque al corazón.
  3. Es diabético.
  4. Tiene problemas de los huesos o las articulaciones.
  5. Sufre de presión arterial alta y no toma medicamentos para controlarla.
  6. Tiene antecedentes familiares de enfermedad arterial coronaria.
  7. Es un hombre mayor de 45 años de edad o una mujer mayor de 50 años de edad, y no está acostumbrado siquiera a niveles moderados de ejercicio físico.
  8. Fuma.
  9. Tiene mucho sobrepeso.

14
El ejercicio cardiovascular también se denomina ejercicio aeróbico. El ejercicio aeróbico emplea los músculos grandes y puede realizarse durante largo tiempo. Pertenece a este tipo de ejercicio caminar, trotar, nadar a ritmo lento, etc.
Estos tipos de ejercicios hacen que el organismo use el oxígeno de manera más eficiente y brindan máximos beneficios al corazón, los pulmones y el aparato circulatorio. Para realizar de manera correcta un programa de ejercicio cardiovascular se necesita un mínimo de veinte minutos de ejercicio cardiovascular tres o cuatro días por semana es suficiente. Cualquier tipo de movimiento es bueno, incluso la limpieza del hogar y la jardinería.

Pero si desea adelgazar, deberá realizar algún tipo de ejercicio cardiovascular durante 30 a 45 minutos o más, cuatro o más días por semana.

El programa de ejercicio cardiovascular ideal comienza con 5 a 10 minutos de precalentamiento, que incluye movimientos suaves que aumentan levemente la frecuencia cardiaca. Luego, gradualmente pase a realizar unos 20 minutos o más de algún ejercicio cardiovascular, tal como ejercicio aeróbico, trote sobre tapiz rodante o caminata, hasta alcanzar lo que se denomina frecuencia cardíaca de entrenamiento. La frecuencia cardiaca óptima depende de la edad.

Si tiene más dudas que no hayan quedado resueltas en este artículo,  puede solicitar una cita.

Menú