Dr. Luis Serratosa: Mucho más que la práctica deportiva

 

El uso de terapias biológicas y regenerativas, las infiltraciones guiadas por imagen y la tecnología de última generación para tratar lesiones del aparato locomotor y lesiones deportivas son el día a día de los especialistas que trabajan en el centro hospitalario Olympia, perteneciente al grupo Quirónsalud. El olor “a nuevo” todavía se aprecia en los pasillos de las nuevas instalaciones que este centro inauguró hace apenas dos meses: la Unidad de Medicina del Deporte y la Unidad de Intervencionismo y Terapias Biológicas y Regenerativas.

Durante el recorrido, la Dra. Almudena Fernández-Bravo, directora de la Unidad de Intervencionismo y Terapias Biológicas y Regenerativas del centro, nos explica las ventajas que aporta la introducción de la ecografía musculoesquelética en el tratamiento de lesiones deportivas y del aparato locomotor.

“Por un lado, nos permite diagnosticar en el momento qué patología presenta el paciente, siempre en concordancia con la historia clínica y la exploración física. Por otro, podemos realizar una infiltración de forma mucho más segura y directa al sitio de la lesión”, destaca la especialista en Medicina Física y Rehabilitación y experta en ecografía musculoesquelética y terapias regenerativas. De esta forma, los especialistas tienen una mayor seguridad a la hora de realizar las infiltraciones.

Dra. Fernández-Bravo: “La ecografía musculoesquelética nos permite realizar una infiltración de forma mucho más segura y directa al sitio de la lesión”

La mayoría de estos procedimientos se realizan de forma ambulatoria y sin necesidad de anestesia. De hecho, la Dra. Fernández-Bravo apenas tarda cinco minutos en infiltrar a un paciente, mientras le comenta con una sonrisa que “tardamos más en los preparativos que en realizar la propia intervención”.

Tratamientos ortobiológicos para regenerar lesiones

Como parte de esos preparativos, los especialistas utilizan sustancias naturales, como células, tejidos o componentes de la sangre, para facilitar la reparación y regeneración de las lesiones del aparato locomotor. Es lo que se conoce como tratamientos ortobiológicos. Uno de los más eficaces es el plasma rico en plaquetas, que actúa como potenciador de funciones tisulares y favorece la proliferación celular.

“Existe una amplia variedad de productos que podemos infiltrar, como corticoides y anestésicos, plasma rico en plaquetas o ácido hialurónico, entre otros”, destaca la Dra. Fernández-Bravo. Las patologías susceptibles de tratarse mediante infiltraciones eco guiadas “van desde artrosis y patologías articulares hasta tendinopatías”, añade.

Dr. Ramón Balius: “Las terapias ortobiológicas acortan el tiempo de recuperación y mejoran la calidad de vida del paciente”

Mientras, en una sala cercana, el Dr. Ramón Balius, especialista en Medicina de la Educación Física y el Deporte y miembro de esta Unidad, nos muestra el uso del ecógrafo para detectar lesiones y anomalías del aparato locomotor. Para él, la llegada de las terapias ortobiológicas supone un gran avance ya que “acortan el tiempo de recuperación y, de manera automática, mejoramos la calidad de vida de este paciente”.

Aunque las tareas de práctica clínica del Dr. Balius apenas le dejan tiempo para atendernos, también nos explica otro de los tratamientos que utilizan con menor frecuencia: las infiltraciones con células madre mesenquimales. Estas se obtienen “mediante aspiración de médula ósea o de tejido graso”. Así, con una importante fuente de factores de crecimiento, se contribuye a la “condrogénesis y tienen un efecto anabólico y antiinflamatorio”.

Mucho más que la práctica deportiva

Después de comprobar la rapidez y eficacia de estas terapias, nos espera amablemente el Dr. Luis Serratosa, responsable de la Unidad de Medicina del Deporte de Olympia, para mostrarnos las nuevas instalaciones y la tecnología de última generación que permite a estos médicos tratar y prevenir lesiones deportivas.

Dr. Luis Serratosa: “Los especialistas en medicina del deporte vemos a todos aquellos individuos que practican deporte, que quieren practicarlo o que por alguna razón les vendría bien hacerlo”

Además de los reconocimientos médicos deportivos, también se ocupan de valorar, prevenir y tratar todas aquellas enfermedades musculoesqueléticas, cardiovasculares, respiratorias y de otra naturaleza, que pueden limitar en mayor o menor grado la práctica deportiva. “Los especialistas en medicina del deporte vemos a todos aquellos individuos, de cualquier sexo y edad, que practican deporte, que quieren practicarlo o que por alguna razón les vendría bien hacerlo”, señala el Dr. Serratosa.

Entre aparatos y máquinas para hacer deporte (algunas poco habituales), comprobamos que esta especialidad médica va mucho más allá de la práctica deportiva. En los 300 m² de gimnasio que tiene Olympia, el Dr. Serratosa comenta que las lesiones deportivas “varían en función del tipo de deporte que se practique y del sexo y edad de la persona”.

Dr. Serratosa: “En el fútbol, las lesiones más frecuentes que vemos son musculares, sobre todo de los grupos musculares flexores de la rodilla, que son los que más utilizan”

Por ejemplo, en el fútbol, “las lesiones más frecuentes que vemos son musculares, sobre todo de los grupos musculares flexores de la rodilla, que son los que más utilizan. Además, también vemos lesiones de corredores, sobre todo problemas por sobrecarga, como tendinopatías aquíleas o tendinopatías rotulianas”, indica el especialista que durante 12 años ejerció en los servicios médicos del Real Madrid CF.

La última parte del recorrido nos lleva a conocer las piscinas termales y de rehabilitación del centro. Un lugar perfecto para que el Dr. Serratosa nos hable de la prevención de las lesiones deportivas, que presenta unos esquemas muy sencillos. “Intentamos detectar aquellos factores que pueden hacer que las lesiones puedan ser más frecuentes. Después, introducimos las medidas de prevención para corregir esos factores de riesgo y, por último, volvemos a valorar al paciente para comprobar si han funcionado esas medidas de prevención y disminuir así la incidencia de las lesiones”, concluye el especialista.

Artículo originalmente publicado en iSanidad.

Menú