La ergometría ayuda al diagnóstico correcto, es útil para valorar el pronóstico del enfermo y, en algunos casos, puede emplearse para valorar el efecto del tratamiento. La reproducción del dolor en el pecho es uno de sus objetivos, por lo que su aparición no entraña riesgo y habitualmente cede al detenerse el esfuerzo. La ergometría también ayuda a determinar cuál es el nivel de esfuerzo físico apropiado para la persona.

[toggle title=”Cómo se realiza y cómo prepararse”] El paciente utiliza un tapiz rodante para reproducir el esfuerzo físico. Durante ese proceso, se le realiza un electrocardiograma y se le toma la tensión arterial. El paciente empieza a caminar en la cinta a una velocidad y pendientes establecidos que van aumentando paulativamente de manera que se alcance una frecuencia cardíaca determinada o el paciente no pueda continuar por cansancio, dolor en las piernas, dolor en el pecho, etc. Hay casos en los que puede aparecer dolor en el pecho. Si es así, no se alarme y comuníqueselo al personal sanitario que le acompaña. No es conveniente acudir en ayunas pero debe evitar ingesta de alientos 2h antes, no haber fumado ni consumido alcohol. Le entregaremos un consentimiento informado que deberá firmar antes de empezar la prueba. Recomendamos acudir con calzado y ropa cómodos. Si su médico no le ha dicho lo contrario debe tomar la medicación como lo hace habitualmente. [/toggle]

[cols][col-4]Ergometría o Prueba de esfuerzo[/col-4] [col-4]Ergometría o Prueba de esfuerzo[/col-4][/cols]

[cols][col-4]Ergometría o Prueba de esfuerzo[/col-4][col-4]Ergometría o Prueba de esfuerzo[/col-4][/cols]

Ergometría o Prueba de esfuerzo

  ]]>

Menú