Se cree que el peso excesivo puede elevar los niveles de colesterol total, causar hipertensión y aumentar el riesgo de enfermedad arterial coronaria. La obesidad aumenta las probabilidades de adquirir otros factores de riesgo cardiovascular, especialmente hipertensión, niveles elevados de colesterol en sangre y diabetes.

Riesgos y tratamiento de la obesidad:

Numerosos estudios muestran que los pacientes con IMC>30 kg/m2 ven incrementado en un 50 a un 100% el riesgo de muerte por cualquier causa frente a aquellas personas con un IMC entre 20 y 25. Los niños y adolescentes con sobrepeso tienen un mayor riesgo de morbimortalidad temprana, con independencia de su IMC adulto.

13

Aunque el riesgo de muerte por acontecimientos cardiacos atribuible al exceso de peso disminuye a medida que la edad aumenta, el riesgo se mantiene en edades comprendidas entre los 65 y 74 años.

En cuanto al tratamiento de la obesidad hay que recordad dos verdades. Primero, pequeñas disminuciones de peso en pacientes con sobrepeso disminuye la mortalidad. Segundo, situaciones de aumento de peso, incluso en pacientes con sobrepeso aumentan la mortalidad.

En pacientes con IMC entre 25 y 30 bastará con un cambio de estilo de vida que incluya dieta, ejercicio físico y terapia conductual. La dieta persigue un balance energético negativo, para que el organismo gaste grasa. Se recomienda un balance negativo de 500-1000 kcal diarias, reduciendo las grasas al 30% de lo ingerido. Con eso se pierden 500 gramos a la semana. La actividad física no consigue una pérdida de peso importante pero sí facilita el mantenimiento a largo plazo del peso perdido. Las terapias conductuales persiguen modificar el comportamiento y proporcionar un medio para superar las barreras al cumplimiento del programa, favoreciendo el autocontrol de los hábitos de alimentación y de ejercicio físico. En pacientes con IMC>30 además de todo lo anterior se puede intentar el tratamiento farmacológico con sibutramina, que actúa sobre las catecolaminas suprimiendo el apetito o el orlistat, que inhibe la absorción de grasas. El principal efecto secundario de la sibutramina es el aumento de tensión arterial y de la frecuencia cardiaca y del orlistat las alteraciones gastrointestinales, como flatulencia y tenesmo.

La cirugía bariátrica es el tratamiento más eficaz para reducir el peso corporal en la obesidad mórbida (IMC>40 kg/m2). Se debe indicar siempre que se hayan agotado los tratamientos médicos. Incluye procedimientos de restricción gástrica, colocación de bandas de silicona ajustables gástricos, derivaciones gástricas o biliopancreaticas. Con éstas se consiguen pérdidas de un tercio del peso inicial en un año.

Enlaces de interés:

Dieta para el sobrepeso.

Dieta para la obesidad.

 ]]>

Menú