SPECT-MIBI o Prueba de esfuerzo con isótopos

Se trata de una prueba en la que se obtiene información sobre la forma y contracción del corazón y la irrigación de su músculo. Se puede realizar en reposo o combinada con una “prueba de esfuerzo” y permite detectar las zonas con insuficiente o nulo riego sanguíneo por problemas en alguna arteria coronaria.

Cómo se realiza y cómo prepararse

Al paciente se le inyectan en vena marcadores radioactivos (normalmente talio) que emiten una débil radiación capaz de ser detectada por una cámara especial. De esta forma se hace un seguimiento del talio en sangre y se observa a qué zonas y en qué condiciones no llega el flujo sanguíneo.

El isótopo que se inyecta no tiene ningún peligro, son de radiación débil y vida corta y se eliminan rápidamente. El paciente debe siguiendo las indicaciones del especialista y, en el caso de que se haga combinada con una ergometría, realizando el máximo esfuerzo posible. Hay casos en los que puede aparecer dolor en el pecho. Si es así, no se alarme y comuníqueselo al personal sanitario. No es necesario ayuno y se recomienda acudir con ropa y calzado cómodos.