Quirónsalud Madrid analiza la salud de dos de las supervivientes de cáncer de mama del Reto Annapurna Bike 2018

Quirónsalud Madrid analiza la salud de dos de las supervivientes de cáncer de mama del Reto Annapurna Bike 2018


Gemma Fernández y Begoña Valderrama recorrerán cerca de 300 kilómetros en bicicleta en Nepal.

 
Madrid, 17 de octubre de 2018
 
Gemma Fernández y Begoña Valderrama, dos supervivientes de cáncer de mama, se han sometido hoy al reconocimiento previo en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid antes de comenzar el Reto Annapurna Bike 2018, una iniciativa del Grupo Pelayo Vida en el que cinco supervivientes del cáncer de mama viajarán a Nepal para realizar una ruta de 300 kilómetros a 4.000 metros de altitud por el valle del Annapurna.
 
Antes de salir rumbo a Nepal, el Grupo Quirónsalud es el encargado de velar por su salud y confirmar que están preparadas para esta iniciativa, en su condición de proveedor médico oficial del Reto. En el caso de Gemma y Begoña, ambas tratadas de su enfermedad en el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, se han sometido a un electrocardiograma y una prueba de esfuerzo para controlar el estado de su corazón; además, se les realizará una espirometría para conocer su función pulmonar y se le realizará una analítica sanguínea.

Para Gemma, una de las participantes en el Reto “participar en esta aventura es una gran oportunidad para transmitir a otras mujeres que están pasando por el cáncer de mama que si quieren, pueden. Con esfuerzo, trabajo y espíritu positivo, puedes alcanzar todas tus metas”; por su parte, Begoña anima a todas las pacientes a mantener hábitos de vida saludables y una actitud positiva, porque “después del cáncer de mama hay muchísima vida”. Además, ambas participantes han agradecido que el Hospital Universitario Quirónsalud Madrid haya sido el encargado de velar por su salud antes de su viaje a Nepal dada la “profesionalidad, empatía y calidad humana de su equipo sanitario”, que ya comprobaron durante el tratamiento de su enfermedad.

Las cinco participantes han resultado elegidas entre las 250 supervivientes de cáncer de mama que se presentaron al Reto, con el objetivo de enviar un mensaje de esperanza a todas las mujeres que están pasando por un proceso oncológico.