Ecocardiograma transesofágico

Es una técnica de exploración mediante una sonda de ultrasonidos (ondas de sonido de alta frecuencia) que se introduce a través de la boca (del mismo modo que en los estudios digestivos que se hacen para ver el estómago). Como el corazón descansa directamente sobre el esófago la distancia que el rayo de ultrasonido tiene que recorrer hasta las estructuras del corazón es de solamente unos milímetros por lo tanto las imágenes obtenidas son mucho más claras y precisas.

Se utiliza cuando los resultados del ecocardiograma transtorácico (con la sonda apoyada en el pecho) no son suficientes o cuando el médico quiere tener una visión más cercana de las cámaras cardiacas.
 

Cómo se realiza y cómo prepararse

El paciente debe acudir a la prueba acompañado y en ayunas de al menos 4 horas. Se le entregará previamente a la prueba un consentimiento informado que es necesario que firme, si tiene cualquier duda siempre consulte a su cardiólogo.

Para la prueba, el paciente se tumba en una camilla, se conecta a unos electrodos para controlar el ritmo cardiaco y la saturación de oxígeno (entrada de aire en los pulmones). Se coge una vía periférica para la administración de medicación sedante y así disminuir el malestar del paciente y el reflejo nauseoso, se aplica también un spray anestésico para dormir la garganta, haciendo que la sonda de ultrasonido pase más fácilmente por el esófago.

La prueba tiene una duración aproximada de 30 minutos. Permanecerá después en la sala de espera unos 20  minutos hasta su completa recuperación. Podrá ingerir alimento pasadas 2 horas de la realización de la prueba.Es posible que tenga molestias en la garganta al tragar y que las siguientes horas a la prueba este algo somnoliento, por eso no debe conducir ni realizar actividades que se puedan ver afectadas por la somnolencia.

FOTO 2 ETE
Share this