Cardioversión eléctrica

La cardioversión es un procedimiento utilizado para devolver al corazón a su ritmo normal, que es el ritmo sinusal. La mayoría de las cardioversiones electivas tienen como objetivo tratar arritmias supraventriculares (fibrilación auricular, flutter auricular o taquicardia auricular), es decir, arritmias que se originan en las aurículas. La cardioversión eléctrica es en ocasiones un procedimiento urgente encaminado a tratar arritmias potencialmente graves para la vida.

Existen dos tipos de cardioversiones, la cardioversión farmacológica (administrar un fármaco antiarrítmico para detener el ritmo anormal del corazón), o eléctrica que en general se usa asociada al procedimiento previo, cuando este no es suficiente para restaurar el ritmo sinusal.
 

Cómo se realiza y cómo prepararse

Deberá presentarse en la Consulta de Cardiología en ayunas de al menos 8 horas y con los volantes autorizados .Ese mismo día, antes de ingresar, deberá realizarse una analítica (INR).

Junto con los volantes se le han entregado unos consentimientos informados que es necesario que firme, si tiene cualquier duda consulte a su cardiólogo.

Antes de realizar la cardioversión se le realizará un ecocardiograma transesofágico para minimizar los riesgos de la cardioversión.

La cardioversión eléctrica se realiza colocando sobre el pecho y la espalda del paciente dos parches y administrando a través de ellos y con ayuda de aparato llamado desfibrilador una corriente eléctrica mediante protocolos ampliamente estudiados y estandarizados. La administración de un choque sincronizado con el ritmo cardiaco produce una contracción simultánea de todas las células del miocardio, interrumpiendo o terminando la arritmia. Todo el procedimiento se realiza bajo anestesia por lo que el paciente no experimenta ninguna molestia.

Cardioversión eléctrica